Guía completa para saber qué proyector comprar

por | Última actualización Dec 9, 2023

Como con cualquier otro dispositivo electrónico, a la hora saber qué proyector comprar, es importante saber exactamente qué necesitamos, es decir, si lo queremos para proyecciones de cine en casa, para usar en la oficina y proyectar presentaciones, si es para llevártelo donde quieras o si es para jugar a videojuegos. Aunque tenemos un artículo donde analizamos algunos de los mejores proyectores, puede ser que ninguno se adapte a ti, por ello hemos creado esta completa guía, para darte todos los tips que necesitas para que, sea cual sea el elegido, realmente sea el que necesites y quedes satisfecho con tu adquisición.

¿Qué proyector comprar? Cómo elegir el adecuado

Como mencionamos antes, lo primero que debes saber es qué uso le vas a dar a tu proyector y por tanto qué tipo de proyector necesitas, si aún no lo tienes claro, te ayudamos a saber qué tipos y usos nos ofrecen. Aunque es cierto que los principales usos que se les suelen dar los proyectores son:

  • Para cine en casa, reproduciendo películas, series o deportes.
  • Uso profesional, tanto en entornos laborales o escolares.
  • Miniproyectores o proyectores portátiles, que nos permiten llevarlos cómodamente donde queramos ya que en algunos casos cuenta con batería y nos permiten conexiones totalmente inalámbricas.

Una vez sabemos esto, debemos mirar unas características u otras, ya que además cuanto mejores sean las principales prestaciones, es decir, brillo, contraste y resolución, más caro será el proyector, además luego debemos añadirle otro tipo de características, que aún no siendo fundamentales nos permiten disfrutar de un proyector de gama media o gama alta y por lo tanto también serán más caros. Si en tu caso eres principiante tal vez tu idea sea la de empezar por un proyector barato, no son los que engloban las mejores prestaciones, pero tienen precios muy económicos.

¿Qué características debe tener un buen proyector? 

 

Tecnologías de proyección 

Las tecnologías de proyección se refieren a los sistemas utilizados para convertir una señal de entrada en una imagen proyectada en una pantalla u otra superficie. En este sentido encontramos 3; la tecnología DLP y la LCD o 3LCD y por último LCOS. Las dos primeras son las más utilizadas. Hay marcas de proyectores que se deciden por una u otra tecnología y todos sus proyectores la incluyen, y otras marcas que ofrecen diferentes tecnologías según el modelo.

  • La tecnología DLP, basada en microespejos, destaca por su calidad de imagen, contraste y eficiencia en brillo.
  • Tecnología LCD, utilizando paneles de cristal líquido, ofrece reproducción precisa de colores y adaptabilidad a la iluminación ambiente. 
  • LCOS, donde los cristales líquidos están sobre una superficie reflectante de silicio, se destacan por colores vibrantes y alto detalle. 

Fuente de luz  

La fuente de luz es la encargada de emitir la imagen que aparecerá en la pantalla y se encuentra ligada a la tecnología de proyección.

  • Lámpara tradicional, ofrece un mejor brillo siendo la más recomendable para presentaciones, principalmente en salas con luz ambiental. Sin embargo, tienen una vida útil menor, con el tiempo se amarillean y pierden luminosidad por lo que deberemos reemplazarlas.
  • Tecnología LED se caracteriza por ofrecer una vida útil mayor, mayor eficiencia energética y un arranque instantáneo. Este tipo de tecnología es la que permite que haya proyectores de pequeño tamaño. No obstante, para que ofrezcan buen brillo debemos irnos a proyectores de gama media alta y por tanto un precio más elevado.
  • La tecnología láser proporciona un brillo potente y una vida útil prolongada. Los proyectores que la incluyen son también los que ofrecen mejor experiencia, pero a un precio aún mayor.

Brillo 

La luminosidad de un proyector es uno de los factores más importantes a la hora de saber que proyector comprar. Aunque debemos saber que, a mayor potencia lumínica, mayor coste tendrá en proyector

Aunque en la mayoría de los proyectores el dato de brillo se mide en lúmenes ANSI, también podemos encontrar marcas más económicas que nos ofrecen este dato en lúmenes LED.

Por lo que es esencial comprender la diferencia entre lúmenes LED y ANSI; si un proyector especifica lúmenes LED, sus valores pueden parecer significativamente más altos, por lo que si encuentras un proyector barato con muchos lúmenes y no se especifica la medida, da por hecho que serán LED. Y por tanto, no cumplir con las necesidades de brillo que necesitamos.

Aunque también hay algunos fabricantes que miden el brillo en lúmenes ISO que siguen estándares de la Organización Internacional de Normalización (ISO). Los lúmenes ISO también pueden arrojar resultados diferentes a los lúmenes ANSI, debido a variaciones en condiciones y estándares. Aunque estandarizan la medición, su uso es menos frecuente en la industria de proyectores, aun así, si quieres saber la equivalencia, 1 lumen ANSI es equivalente a 0,8 lumen ISO.

En definitiva, según el uso que le vayamos a dar a nuestro proyector te recomendamos que:

Para entornos domésticos con poca luz, a partir de 300 lúmenes hasta los 1000 lúmenes.

Si lo usamos en presentaciones escolares o profesionales con luz ambiente, el mínimo recomendable sería de 3,000 lúmenes.  

Contraste 

El contraste en proyectores es una medida crucial que resalta la diferencia entre las áreas más claras y más oscuras de una imagen. En términos sencillos, es la diferencia entre el blanco más brillante y el negro más profundo. Esta característica es esencial para ofrecer imágenes nítidas y vibrantes.

Medición del Contraste:

La relación de contraste se expresa como una proporción, por ejemplo, 1000:1. Cuanto mayor sea el número, mayor será la diferencia entre las áreas claras y oscuras. Se mide comparando el brillo máximo (blanco) con el brillo mínimo (negro).

Contraste Nativo vs. Dinámico:

Contraste Nativo o Estático: Este valor representa la capacidad del proyector para mostrar diferencias entre luces y sombras. Aquí, se busca un número más alto para garantizar una calidad visual excepcional.

Contraste Dinámico o On/Off: Es un ajuste automático en tiempo real entre el brillo máximo y mínimo. Aquí, las marcas buscan ofrecer una experiencia visual más impactante con valores que pueden alcanzar incluso 150,000:1.

Relación con el Brillo:

Contrario a lo que podríamos pensar, el contraste no debe considerarse un factor independiente del brillo. Ambos están ligados y trabajan juntos para proporcionar una imagen equilibrada y detallada. Una alta relación de contraste junto con un brillo adecuado resulta en una experiencia visual envolvente.

¿Qué valores buscar?

Contraste Estático: A partir de 2,000:1 se considera bueno, mientras que 5,000:1 ofrece una calidad superior.

Contraste Dinámico: Puedes encontrar valores desde 25,000:1 hasta 150,000:1.

Resolución 

La resolución de un proyector es un factor determinante en la calidad visual que puede ofrecer, definiendo la claridad y detalle de las imágenes proyectadas. Esta medida se expresa en píxeles. Cuantos más píxeles tenga un proyector, mayor será la nitidez de la imagen resultante.

La resolución se representa mediante una combinación numérica, por ejemplo, 1920 x 1200. Este formato indica que hay 1920 puntos dispuestos horizontalmente a lo largo de la pantalla y 1200 líneas de puntos organizadas verticalmente, resultando en un total de 2.304.000 puntos que conforman la imagen proyectada.

La resolución nativa de un proyector indica la máxima calidad de imagen que puede proyectar de manera óptima, representando la resolución real. Por otro lado, la resolución máxima se refiere a su capacidad para aceptar señales de mayor resolución y adaptarlas. La coincidencia entre la fuente de señal y la resolución nativa garantiza la mejor calidad de imagen. Sin embargo, al aceptar señales de resolución más alta, la calidad puede disminuir.

Las resoluciones más habituales son: HD (1280 x 720), 1080p Full HD (1920 x 1080) y 4K UHD (3840 x 2160). 

Relación de aspecto 

Aunque no es una de las características más importantes a la hora de saber qué proyector comprar, debemos saber qué relación de aspecto tiene nuestro proyector. Este dato mide la relación entre en ancho y alto de la imagen. Básicamente en el entorno doméstico y profesional hay 2:

  • Uso profesional: La relación de aspecto 4:3 o formato cuadrado, es la elección estándar para presentaciones y ordenadores. Es el formato que se utilizaba en los televisores antiguos antes de la llegada del HD y que por tanto ya no se utiliza actualmente ni en películas ni televisión.

  • Cine en casa: el formato panorámico de 16:9 es ideal. La mayoría del contenido de alta definición se presenta en este formato, siendo el más extendido en todos los formatos HD, FULL HD y 4K.

También podemos encontrar gran formato, 2.35:1 o cinemascope. Este formato widescreen es preferido en películas para capturar paisajes amplios y escenas impactantes. Al proyectar contenido con esta relación de aspecto, se observan franjas negras en la parte superior e inferior de la pantalla, conocidas como «letterboxing», manteniendo la visión original. Para aprovechar mejor esta relación de aspecto, es tener una pantalla de proyector 2.35:1 y además una lente anamórfica, aunque hay quién juega con el zoom, pero se pierde resolución y luminosidad 

Un proyector con un formato nativo puede proyectar en el otro formato, pero lo que hará será adaptar la imagen. Por eso se recomienda elegir el formato del contenido que vayamos a proyectar habitualmente.

Tamaño de pantalla y distancia de proyección 

La distancia de proyección en un proyector es un factor esencial para saber que proyector comprar, sobre todo cuando tenemos poco espacio, para lograr una imagen nítida y bien enfocada en la pantalla. Este parámetro mide la distancia física entre el proyector y la superficie de proyección, y su cálculo es fundamental para obtener el tamaño de imagen deseado.

Existen tres tipos principales de distancia de proyección:

Proyector de tiro ultra corto:

Ratio de Proyección: 0.3:1 o inferior. Es el ideal para espacios pequeños, ya que permite ubicar el proyector a una corta distancia de la pantalla evitando sombras y obstáculos.

Ejemplo: Un proyector con un ratio de 0.3:1 solo necesitaría 60 cm de distancia para crear una pantalla de 2 metros de ancho (90″).

Proyector de tiro corto:

Ratio de Proyección: 0.4:1 a 0.9:1 (puede variar). Adecuado para distancias cortas sin pérdida de calidad de imagen.

Ejemplo: Un proyector con un ratio de 0.6:1 requeriría una distancia de 1.20 m para crear una pantalla de 2 metros de ancho (90″).

Proyector de tiro normal:

Ratio de Proyección: 1:1 a 2.0:1. Utilizado en salones, aulas y salas de conferencia con suficiente espacio entre el proyector y la pantalla.

En cada caso, comprender el ratio de proyección del proyector es esencial para determinar la distancia adecuada. Esto garantiza una instalación óptima y una experiencia de proyección sin compromisos en términos de calidad y claridad de la imagen. Puede ser algo complicado hacer cálculos y mediciones, por lo que la mayoría de marcas cuenta con una calculadora de proyección, como la calculadora Acer.

Aun así, la mayoría de los proyectores nos ofrecen funciones como zoom, con el que podemos ajustar la imagen al tamaño de la pantalla y el “keystone” con el que de forma automática el proyector corrige el enfoque y el tamaño.

Tasa de refresco e Input lag  

La tasa de refresco y el input lag son dos aspectos fundamentales a tener en cuenta al evaluar el rendimiento de un proyector, especialmente para aquellos que buscan una experiencia fluida y receptiva en juegos.

Tasa de Refresco (La frecuencia de actualización):

La tasa de refresco se refiere al número de veces por segundo que se actualiza la imagen en la pantalla. Se mide en hercios (Hz). Una tasa de refresco más alta generalmente conduce a una transición de imágenes más suave y a la reducción de visuales, como el desenfoque de movimiento. Es crucial para juegos, videos de acción rápida y contenido en alta definición.

Input Lag (latencia o retardo de entrada):

El input lag es el tiempo que tarda un proyector en procesar y mostrar la señal recibida desde la fuente de entrada, como una consola de juegos o una computadora. Un input lag bajo es esencial para juegos interactivos, ya que un retardo mínimo entre la acción del usuario y la respuesta visual mejora la experiencia de juego. Es especialmente crítico en entornos de juego online y deportes, donde la precisión y la sincronización son fundamentales.

Conexiones para proyector 

Cuantas más opciones de conectividad nos permita nuestro proyector más opciones tendremos para conectar dispositivos y visionar el contenido.

Las conexiones más comunes en los proyectores incluyen:

  • HDMI (Interfaz Multimedia de Alta Definición): Permite la transmisión de video y audio de alta calidad en un solo cable. Ideal para conectar reproductores de Blu-ray, consolas de juegos y computadoras
  • VGA (Video Graphics Array): Conexión analógica que facilita la conexión a computadoras más antiguas y algunos dispositivos específicos.
  • USB (Universal Serial Bus): Facilita la reproducción de contenido directamente desde unidades USB. Puede admitir presentaciones, videos y documentos.
  • Entrada de audio Jack 3.5 mm: Permite la conexión de altavoces externos o sistemas de sonido como barras de sonido para una experiencia auditiva mejorada.
  • Puertos SD: Son especialmente útiles para proyectar contenido, como fotografías o videos, directamente desde tarjetas de memoria, facilitando la visualización de archivos multimedia sin la necesidad de otros dispositivos.
  • Conexiones inalámbricas (Wi-Fi y Bluetooth): Posibilitan la proyección sin cables desde diferentes dispositivos compatibles. Y nos permiten conectar sistema de audio sin necesidad de cables.

Con estas opciones de conexión, los proyectores no solo sirven para presentaciones profesionales, sino que también se convierten en imprescindibles en el entretenimiento en el hogar. Desde transmitir películas en alta definición hasta disfrutar de juegos envolventes, las conexiones de los proyectores abren un abanico de posibilidades.

Funciones adicionales 

Los proyectores modernos no solo se limitan a proyectar imágenes, sino que también incorporan una variedad de funciones adicionales para mejorar la experiencia del usuario y ofrecer mayor versatilidad.

  • Altavoces incorporados: Muchos proyectores vienen con altavoces integrados, eliminando la necesidad de sistemas de audio externos para presentaciones o entretenimiento básico.
  • Función 3D: Algunos modelos ofrecen la capacidad de proyección en 3D, brindando una experiencia inmersiva para contenido compatible.
  • Interactividad: Proyectores diseñados para entornos educativos o de presentación pueden admitir funciones interactivas, permitiendo la interacción directa con la proyección a través de lápices o pantallas táctiles.
  • TDT incluida: Algunos proyectores cuentan con su propio decodificador TDT (Televisión Digital Terrestre), lo que permite sintonizar y disfrutar de canales de televisión directamente conectando una antena al proyector.
  • Aplicaciones y Sistema Operativo: Algunos proyectores cuentan con sistemas operativos integrados que permiten la instalación de aplicaciones, facilitando la reproducción de contenido desde fuentes en línea o almacenamiento local.
  • Sensor de luz ambiental: Ajusta automáticamente el brillo de la proyección según las condiciones de luz ambiente, optimizando la visibilidad y el consumo de energía.
  • Screen Mirroring: Esta función permite reflejar la pantalla de dispositivos compatibles, como teléfonos inteligentes o computadoras, directamente en el proyector, facilitando la presentación de contenido sin necesidad de cables.
  • Smart TV: Algunos proyectores cuentan con funcionalidades de Smart TV, lo que significa que tienen sistemas operativos como Android TV o Roku incorporados. Esto permite acceder a servicios de transmisión, aplicaciones y contenido en línea directamente desde el proyector, eliminando la necesidad de dispositivos externos.
  • Batería integrada: Con la que olvidarnos de cables principalmente si buscamos un proyector portátil para proyecciones al aire libre. 

Tipos de instalación 

Aunque no parezca un criterio importante a la hora de tomar la decisión de que proyector comprar, también hay que tenerlo en cuenta, sobre todo si requiere de una instalación fija.

  • Montaje en techo: Ideal para entornos permanentes como salas de conferencias, aulas o sistemas de cine en casa. El proyector se monta en el techo, proporcionando una proyección estable y evitando obstrucciones.
  • Montaje en pared: Similar al montaje en techo, pero el proyector se fija en la pared.
  • Proyector portátil: Diseñado para la movilidad, estos proyectores son ligeros y compactos. Son ideales para presentaciones comerciales, eventos al aire libre o cualquier lugar donde la portabilidad sea clave.
  • Proyector de suelo: Colocado en el suelo, este tipo de instalación es útil cuando no es posible o práctico montar en la pared o el techo.
  • Proyector de tiro corto o Ultra corto: Estos proyectores se colocan cerca de la pantalla, lo que es beneficioso en espacios reducidos o para evitar sombras molestas en presentaciones.
  • Proyector de proyección trasera: Colocado detrás de la pantalla de proyección, es común en configuraciones de cine en casa. Ofrece una apariencia limpia y evita la obstrucción de la imagen por la presencia del proyector.
  • Proyector empotrado: Integrado en la estructura del techo o la pared, proporciona una apariencia discreta y atractiva en entornos más elegantes o integrados.

Enhorabuena has llegado al final de nuestro artículo. Esperamos haberte ayudado.

¡Un saludo y hasta pronto!

Experta en redacción de contenidos y análisis de productos relacionados con la tecnología aplicada al hogar y sus distintas aplicaciones en la vida cotidiana. Con el fin de simplificar y si cabe mejorar la vida en los hogares.

Silvia J

CEO HOGARSYS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *