Lúmenes de un proyector: Diferencia lúmenes ANSI, LED e ISO

por | Última actualización Dec 9, 2023

Los lúmenes de un proyector se utilizan para expresar la luminosidad de la imagen proyectada. Cuantos más lúmenes tenga un proyector, mayor será su brillo, lo que puede ser especialmente importante en entornos con niveles variables de luz ambiental. La medición de lúmenes nos indica la capacidad del proyector para producir imágenes claras y visibles en diversas condiciones de iluminación.

A la hora de elegir un proyector el brillo es uno de los factores más importantes, junto con el contraste, la fuentes de luz empleada y la resolución. Por ello debemos fijarnos bien la medida en la que las marcas nos ofrecen ese dato, el más fiable y real son los lúmenes ANSI, pero también podemos encontrar otros estándares que pueden llevarnos a confusión.

 

Lúmenes ANSI

Los lúmenes ANSI (Sociedad Estadounidense de Estándares Nacionales, por sus siglas en inglés) son una medida estándar utilizada para cuantificar la luminosidad de un proyector. La medición se realiza de acuerdo con un conjunto específico de condiciones y procedimientos establecidos por la ANSI para garantizar la uniformidad y comparabilidad de los resultados.

Para medir los lúmenes ANSI, se realiza una serie de mediciones en nueve áreas predeterminadas en la pantalla de proyección. Estas mediciones se toman en diferentes puntos y regiones, incluyendo el centro y las esquinas de la imagen proyectada. Luego, se promedian los resultados para obtener un valor representativo de la salida de luz del proyector.

Este enfoque ofrece una evaluación más precisa y fiable de la luminosidad que la simple medición de lúmenes totales, ya que toma en cuenta la distribución uniforme de la luz en la pantalla. En resumen, los lúmenes ANSI proporcionan una medida estandarizada que facilita la comparación precisa de la luminosidad entre diferentes modelos de proyectores.

Lúmenes LED vs. ANSI   

El brillo de LED es una medida que algunos fabricantes de proyectores utilizan, considerando el efecto Helmholtz-Kohlrausch (HK)

Este efecto se refiere a cómo nuestro ojo percibe colores saturados como más brillantes de lo que realmente son. El valor de brillo de LED intenta expresar en lúmenes reales el aumento de brillo debido al mejor rendimiento de color de las luces LED.

Al buscar un proyector con un alto brillo, es importante entender qué tipo de brillo se indica en las especificaciones. Algunas marcas pueden destacar cifras altas sin especificar si se refieren al brillo ANSI o LED.  Esta falta de información puede llevar a malentendidos y decisiones equivocadas. Pero, si vemos un proyector barato con un dato de brillo alto, lo más normal es que sean lúmenes LED y por tanto inferior al convertirlos en lúmenes ANSI.

En cualquier caso, si quiere saber los lúmenes ANSI de un proyector con brillo en lúmenes o lúmenes led, solo debes multiplicar el dato por 1,3 ~ 2,4.

 

Lúmenes ISO o lúmenes ANSI

Los lúmenes ISO, son un método alternativo para medir el brillo, siguen los estándares de la Organización Internacional de Normalización (ISO). Distinguidos por su entorno de medición controlado y patrones específicos, los lúmenes ISO pueden arrojar resultados diferentes a los lúmenes ANSI. Aunque proporcionan una forma estandarizada de evaluación, los lúmenes ISO no son tan reconocidos como los lúmenes ANSI y su relevancia puede ser mayor en aplicaciones específicas o regiones que favorezcan las normas ISO.

Aunque este tipo de medida no es la habitual, sí que encontramos expresados en ISO, los lúmenes de los proyectores de la marca Xgimi.

En cualquier caso, si encuentras el dato de los lúmenes en ISO y quieres saber su dato en ANSI debes multiplicarlo por 0,8. En este caso, los lúmenes ISO tienen un valor inferior a su conversión a ANSI.

¿Cuántos lúmenes debe tener un proyector para verse de día?

Según el uso que vayamos a darle al nuestro proyector, debe ofrecer mayor o menos brillo.

En cuanto a los lúmenes de un proyector doméstico, lo ideal es movernos en el rango de los 1000 a 2000 lúmenes. Pero a partir de 500 lúmenes ANSI sería lo mínimo recomendado, aunque en entornos de baja luminosidad.

Para usos en educación o presentaciones, los lúmenes de un proyector deben ir de 2000 a 3000 lúmenes ANSI para tamaño estándar.

En el caso de proyectores para empresas 3500 a 5000 lúmenes ANSI para salas de juntas, o salas de videoconferencia más grandes.

 

Enhorabuena has llegado al final de nuestro artículo. Esperamos haberte ayudado.

¡Un saludo y hasta pronto!

Experta en redacción de contenidos y análisis de productos relacionados con la tecnología aplicada al hogar y sus distintas aplicaciones en la vida cotidiana. Con el fin de simplificar y si cabe mejorar la vida en los hogares.

Silvia J

CEO HOGARSYS

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *